Search
  • Iliana Holguin

Los hispanos en Texas responden al atentado en El Paso celebrando su cultura

La población de origen latino de esta ciudad fronteriza realizó una vigilia para recordar a las víctimas de un tiroteo que dejó 22 muertos. 06 agosto 2019 03:33 PM

El tiroteo en el Walmart de El Paso dejó a la comunidad hispana de Texas sintiéndose sacudida y en la mira. (FOTO: Reuters/Callaghan o'Hare)

Christina Maxouris y Eliott C. McLaughlin

(CNN)- A unas pocas cuadras del puente de Shanton Street —un conector entre El Paso, Texas y Ciudad Juárez en México— una comunidad se reunió este lunes para celebrar su cultura, días después de ser brutalmente atacada por un supremacista blanco.


Dos grupos de danzantes aztecas hacen oraciones por las víctimas del tiroteo del fin de semana en un Walmart que dejó a 22 muertas y otras 24 heridas. Fue una de las pocas reuniones organizadas para honrar las vidas perdidas y ayudar a la comunidad a sanar. La remembranza de la noche del lunes fue un poderoso y desafiante despliegue de la cultura de la región, después de una masacre que dejó a la comunidad hispana de Texas sintiéndose sacudida y en la mira.

Lee: El empleado y la clienta de Walmart de El Paso que se volvieron héroes

“Hemos sido atormentados como un pueblo”, dijo Gisela Sarellano, quien realizó una oración con Omecoatl y otro grupo de danza azteca, Tlaneztica. “Me gusta la idea de usar nuestra cultura —por la que se siente tan amenazados—para combatir eso, para luchar contra su odio con belleza”.

El tiroteo fue uno de los 10 más mortales en la historia moderna de Estados Unidos y uno de al menos tres en una semana.

El sospechoso, Patrick Crusiud de 21 años, buscaba detener la “invasión hispana de Texas”, de acuerdo con un documento que la Policía cree que el escribió.

Recomendamos: Ellos son los mexicanos fallecidos en el ataque de El Paso, Texas

El arma del sospechoso fue comprada legalmente

El arma del sospechoso fue comprada legalmente cerca de su ciudad natal en Allen, Texas, un suburbio de Dallas, dijo el jefe de la Policía de El Paso, Greg Allen, quien describió el arma como un arma calibre 7.62.

“El tirador sospechoso, quien estuvo desempleado por cinco meses, de acuerdo con documentos de la corte, ha estado cooperando con las autoridades desde su arresto y “voluntariamente la mayoría de la evidencia”, dijo Allen.

Al hombre le tomó 11 horas manejar desde su casa en Allen al Walmart de El Paso, dijo el jefe de la policía. Crusius no tenía vínculos aparentes con el condado de El Paso, donde el 83% de los residentes son hispanos o latinos, según la Oficina del Censo de los Estados Unidos. Cuando llegó a El Paso, primero Crusius estuvo “perdido en un vecindario” y entonces “encontró su camino al Walmart porque, entendemos, estaba hambriento”.

Allen dijo que el no podía comentar si Crusius siempre tuvo la intención de ir al Walmart. Cuando se le preguntó si el sospechoso comió algo de la tienda antes del ataque, Allen dijo: "Eso es lo que sospechamos que hizo, en este momento".

Después de caminar hacia Walmart y rociar el centro con balas, Crusius regresó a su automóvil, condujo hasta una intersección al norte de la tienda, salió del automóvil y se entregó a un oficial de motocicletas de El Paso que estaba ayudando a establecer un perímetro policial alrededor del negocio, dijo el sargento de policía de El Paso, Enrique Carrillo.

Recomendamos: Así vivió Estados Unidos una semana marcada por 4 tiroteos

Crusius puso sus manos en alto y se identificó como el tirador, señaló Carrillo. El oficial esposó al sospechoso en el acto.

Crusius tenía “una apariencia de piedra” cuando se entregó, dijo a la CNN un oficial de policía que estuvo frente a frente con él.

Él es un supremacista blanco

Las autoridades dijeron que están investigando un documento racista y antiinmigrante que creen que el sospechoso publicó aproximadamente 20 minutos antes del tiroteo. El documento de cuatro páginas titulado “La verdad inconveniente” fue publicado en el portal web 8chan y está ligado con el lenguaje de los supremacistas blancos y de odio racista contra los inmigrantes y los latinos. El autor dijo que se opone a la “mezcla de razas” y animas a los inmigrantes a regresar a sus países de origen.

El “manifiesto”, como la policía lo llamó, de 2,300 palabras estaba adjunto a una publicación que decía: "Probablemente voy a morir hoy".

Autoridades federales dijeron que están tratando el tiroteo como un caso de terrorismo doméstico, explicó el fiscal para el distrito oeste de Texas John Bash, ya que "parece estar diseñado para intimidar a una población civil, por decir lo menos". El Departamento de Justicia está también “considerando seriamente” plantear delitos federales de odio y cargos federales de posesión de armas de fuego, que conllevan una posible pena de muerte.

En el documento lleno de odio, el escritor también dice que tenía las creencias sobre las que escribe antes de que Donald Trump se convirtiera en presidente

Trump dijo el lunes por la mañana que el manifiesto fue "consumido por el odio racista".

"Con una sola voz, nuestra nación debe condenar el racismo, la intolerancia y la supremacía blanca", dijo. "Estas siniestras ideologías deben ser derrotadas. El odio no tiene lugar en Estados Unidos. El odio deforma la mente, hace estragos en el corazón y devora el alma".

Trump visitará El Paso el miércoles, un plan que recibió una reacción violenta del Partido Demócrata del condado de El Paso, que en una carta abierta le pidió que cancelara su viaje.

"Desde el comienzo de su administración, El Paso ha sido la zona cero para muchas de las políticas crueles relacionadas con la inmigración promulgadas por usted en sus esfuerzos por castigar, demonizar y aterrorizar a los inmigrantes y las comunidades de inmigrantes", se lee en una carta firmada por la presidenta del partido demócrata del condado de El Paso, Iliana Holguin.

La víctima más joven era un niño de 15 años

La policía identificó a las 22 víctimas el lunes. Al menos uno tenía doble ciudadanía mexicana y estadounidense, según un pariente. Al menos otros siete eran ciudadanos mexicanos; al menos 13 eran estadounidenses; y uno era alemán.

Lee: Ellos son los mexicanos fallecidos en el ataque de El Paso, Texas

Entre los asesinados se encontraban Jordan y Andre Anchondo que estaban comprando útiles escolares en Walmart después de dejar a su hija de 5 años en la práctica de porristas.

El hijo de dos meses de la pareja sobrevivió después de que su madre lo protegió de los disparos.

"El bebé todavía tenía su sangre sobre él. Miras estas cosas y ves estas cosas y nunca piensas que esto le va a pasar a su familia", dijo a CNN Elizabeth Terry, tía de Jordan Anchondo.

Angie Englisbee, de 86 años, también fue asesinada. Su hijo le dijo a CNN que ella había colgado el teléfono con su hermano minutos antes de los primeros informes de un tirador activo.

Un veterano del ejército de 60 años y conductor de autobús, Arturo Benavides, también fue asesinado, dijo su sobrina a CNN.

"Era un hombre absolutamente cariñoso y de carácter fuerte", dijo Jacklin Luna. "Era la persona que le daría cualquier centavo y camisa a la espalda, una comida y un hogar a cualquiera".

Leo Campos y Maribel Hernández también se encontraban entre los asesinados, según KFOX/KDBC, una cadena afiliada de CNN.

Habían dejado a su perro en la peluquería antes de dirigirse a Walmart, dijo el hermano de Hernández, Al Hernández, a la filial. La familia no sabía que algo estaba mal hasta que el peluquero los llamó y dijo que el perro no había sido recogido.

El Distrito Escolar Independiente de Clint confirmó la muerte de un adolescente el lunes: Javier Amir Rodríguez, de 15 años. Rodríguez fue la víctima más joven.

Dave Johnson fue identificado como una de las víctimas el lunes, según su hija, Stephanie Meléndez

Margie Reckard, de 67 años, también fue identificada como víctima, dijo su esposo, Antonio Basco, a CNN.

Al menos ocho ciudadanos mexicanos perdieron la vida, dijo el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard.

Ebrard identificó los primeros siete domingos a través de Twitter como Sara Esther Regalado, Adolfo Cerros Hernández, Jorge Calvillo García, Elsa Mendoza de la Mora, Gloria Irma Márquez, María Eugenia Legarreta Rothe e Ivan Filberto Manzano.

Identificó a la octava víctima el lunes como Juan de Dios Velásquez Chairez. Velásquez tenía ciudadanía mexicana y estadounidense, según su sobrina, Idaly Velásquez.

Otra víctima asesinada, Teresa Sánchez, de 82 años, fue identificada como ciudadana mexicana por la policía de El Paso.

Las otras víctimas identificadas, según una lista de la policía de El Paso, incluyen: los ciudadanos estadounidenses María y Raúl Flores, ambos de 77 años; Ciudadano estadounidense Luis Alfonzo Juárez, 90; y el ciudadano alemán Alexander Gerhard Hoffman, 66.

México dice que el tiroteo en El Paso es un "acto de terror"

México considera que el tiroteo es un acto de terrorismo contra ciudadanos mexicanos y participará en la investigación, dijo Ebrard el lunes en una conferencia de prensa .

El país también está considerando una petición para la extradición del pistolero y está "analizando acciones relacionadas con el control de armas", dijo Ebrard.

"Consideramos que esto es un acto de terror, obviamente en territorio estadounidense, pero contra ciudadanos mexicanos", dijo. "Escuchamos la declaración del presidente Trump el día de hoy y compartimos su condena del racismo y la xenofobia como problemas graves en los Estados Unidos".

"Somos culturas diferentes pero necesitamos vivir y respetarnos mutuamente, en México y en Estados Unidos", dijo Ebrard.

24 views

Paid for by Carmen Duarte, Treasurer, 4615 Bonds Ct. El Paso, TX 79903